domingo, 21 de agosto de 2016

Bizcocho de plátano y limón

Ayer por la tarde vino mi abuela a merendar y quise prepararle un bizcocho yo, porque no le conviene tomar mucho azúcar (ni a ella... ni a nadie!). No tenía pensado hacer nada, pero vi a las dos niñas dormiditas (no es tan fácil que coincidan a la vez) y el panorama tranquilo y me animé.


Ingredientes
1 yogur natural desnatado (= 1 medida)
2 huevos medianos
3 medidas de harina
1 medida de azúcar
1/2 medida de aceite de oliva
1 plátano maduro
1 limón grande (la ralladura y el zumo)
1/2 sobre de levadura química


La receta no tiene mucho secreto. Aunque lo ideal sería que todos los ingredientes estuvieran templados y mezclar primero los huevos con el azúcar, yo simplemente he añadido los ingredientes a un cuenco, los he mezclado y volcado en el molde de silicona.

El plátano lo he cortado en trozos muy pequeñitos, de tal manera que al mezclar los ingredientes prácticamente han desaparecido.

Tal y como apunté en la receta de la tarta de queso, no conviene utilizar la ralladura de un limón, normal. Conviene que el limón sea ecológico o, mejor aún, casero. La mayoría de los limones tienen pesticidas y fungicidas, para que no se pudran durante largas travesías y periodos de almacenaje. Podéis encontrar información sobre esto aquí y aquí.

Se hornea a 190º durante 40 minutos.

Si queréis un bizcocho con poco azúcar, pero igual de sabroso, animaos a éste. A mí me ha sorprendido lo jugoso y dulce que ha resultado.

¡Feliz día!

sábado, 6 de agosto de 2016

Tarta de queso al estilo americano {Cheesecake}

Hace un año que no escribo en el blog y es que, aunque he seguido haciendo recetas, no he tenido un segundo para sentarme. Parece que por fin he conseguido escribir una entrada.


Ingredientes para la base
230 g de galletas
40g de mantequilla en pomada

Ingredientes para la tarta
1 kg de queso tipo Philadelphia
225 g de azúcar glace
125 g de maizena
40 g de mantequilla en pomada
3 huevos medianos
ralladura de un limón
medio sobre de levadura en polvo
un poco de canela en polvo


Esta tarta es fácil de hacer. Aun así, a mí me ha llevado un par de horas hasta que he podido meterla en el horno. las niñas...

1. Se machacan las galletas con la batidora.
2. Se añade la mantequilla en pomada y se continua batiendo un poco más.
3. Se introduce en un molde de unos 23 cm de diámetro. Yo utilizo el molde desmondable de silicona de Lékué, que para estas tartas va muy bien.
4. Se aplasta con un instrumento para aplastar patatas para el puré.
5. Se deja en la nevera, mientras se prepara el resto de la tarta.

En este punto es donde yo he tenido que hacer una pausa algo larga y, aunque lo siguiente no es más que mezclar todos los ingredientes yo he necesitado dos horas hasta que he podido ponerme a ello!!

6. Precalentar el horno a 180º.
7. Mezclar los ingredientes para la tarta en una mezcladora tipo Kitchen Aid.
8. Hornear a 180º durante 60 minutos.

Sobre los ingredientes de la tarta comento que:

* La base de galletas la he hecho con galletas tipo digestive sin glúten, para que la tarta sea apta para celiacos.
* Yo he utilizado queso tipo Philadelphia light. Creo que no pierde en sabor ni textura y, dada la cantidad de queso que se come en una ración, no viene mal reducir por algún lado.
* No conviene utilizar la ralladura de un limón, normal. Conviene que el limón sea ecológico o, mejor aún, casero. La mayoría de los limones tienen pesticidas y fungicidas, para que no se pudran durante largas travesías y periodos de almacenaje. Podéis encontrar información sobre esto aquí y aquí.

Espero que no pase tanto tiempo hasta la próxima entrada en el blog. Hasta entonces, ¡feliz mes de agosto!

miércoles, 19 de agosto de 2015

Pan de molde de avena


Nada como unas vacaciones para disfrutar de poder hacer y comer un pan en casa. Éste de avena es muy sencillo, pues no necesita complicados amasados, ya que es un pan muy hidratado, una masa casi líquida, que no necesita formado.

Ingredientes
150 g + 250 g de harina de fuerza
150 g de agua
250 g de leche
100 g de copos de avena
10 g de sal
15 g de azúcar
medio sobre de levadura liofilizada


En un recipiente se mezclan 150 g de harina, 150 g de agua y la levadura. Se tapa con un film transparente y se deja reposar durante 1 hora (¡Ojo! Esto sólo si es verano. En invierno posiblemente lo mejor será dejar levar este prefermento durante toda la noche.).

A continuación se añade el resto de la harina, la leche, la sal y el azúcar y se amasa hasta que la mezcla quede homogénea. Es una masa muy hidratada, por lo que hes mejor amasarlo con una máquina tipo Kitchen Aid. Finalmente, se añaden los copos de avena y se amasa hasta que queden bien incorporados.

La masa se introduce en un molde rectangular de 24 cm y éste se cubre con un film transparente.

Se deja reposar la masa durante otra hora. Se hornea durante 30 minutos a 220º.

La miga es prieta, perfecta para sandwiches. He alucinado con el resultado, así que repetiré este pan seguro :)

¡Feliz día!